¿De qué la va “Desmintiendo teles” en La mirada de Norma?

La Mirada de NormaLa mirada de normaLeave a Comment

Por Locolopez

En una sociedad asediada por la confusión y la pos-verdad “Desmintiendo teles” se sube al colectivo de “La mirada de Norma” con el propósito de contradecir, desdecir, negar, denegar, objetar, refutar o impugnar las formas de pensar y los discursos que circulan por los medios de comunicación.

Para cumplir con este objetivo nos vamos a subir cada tanto a este bondi para compartir ideas sobre los temas que plantean los medios y sus artilugios de funcionamiento. Partiendo de que la objetividad es un cuento chino y que independiente no puede ser ni una radio zonal de Ranelagh, nos interesa rebatir las posiciones y miradas de los medios hegemónicos, que nos presentan una versión de lo real teñida por intereses egoístas y conservadores.

Por el contrario, nos interesa hacer notar que el mundo que diagraman esas formas de pensar es oscuro, injusto y desigual, y nosotros pretendemos cambiar lo establecido o, al menos, intentarlo. Procuramos ensayar otras formas de comprender la realidad, dejándola de pensar como inevitable para pasar a observarla tan sólo como una posibilidad.

Mucho discurso y poca certeza: El rol de los medios en esta ensalada

En las sociedades actuales el papel de los medios hegemónicos es fundamental para sostener las cosas tal cual están. Los medios son empresas y como tales quieren dinero y poder, de ahí se desprende su íntima relación con la política y no buscan el cambio, en ninguna de sus formas, ni en el pensamiento ni en las relaciones sociales. Por eso estamos convencidos que los pensamientos disidentes precisan tener un espacio, un espacio OTRO, bien separado de ellos.

Necesitamos pensar lo que nos pasa desde otro punto de vista, debatir los privilegios injustos, combatir las miradas pacatas y estigmatizadoras y construir formas de pensar que promuevan la liberación de las minorías. Sin embargo, esta tarea no es nada fácil ya que la hegemonía nos taladra el bocho desde chiquitos. Junto a otras usinas de pensamiento, los medios imponen una cultura berreta y banal que enaltece la ignorancia y el consumo. Además, adormecen nuestro espíritu crítico, difunden los valores que nos oprimen y entretienen nuestro intelecto.

Para correr el velo que nos propone NORMA es necesario tomar conciencia de que las cosas pueden ser de otra manera, siempre, y que el orden en el que vivimos responde a intereses que benefician a unos y perjudican a otros.  Salir de ese estado cómodo, en el que aceptamos las cosas tal cual nos enseñaron que son, es un proceso doloroso, nos cuesta e implica un acto de voluntad, una ampliación en nuestro conocimiento y debemos estar dispuestos a hacerlo.

Es necesario que comprendamos que no hay una forma “natural” de las cosas, sino decisiones de poder sobre el funcionamiento de nuestras vidas. Que siempre podemos poner en tela de juicio los discursos y buscar cambios que mejoren las condiciones de vida de TODOS/TODAS/TODES y no solo beneficie a grupos minúsculos o elites, que disfrutan de sus condiciones y concesiones, mientras otros sufren.

Por esta razón, nos subimos a este bondi que lucha por la transformación de lo establecido, que quiere pensar desde diferentes posiciones y miradas, que busca una nueva sociedad más justa e igualitaria, que persigue la liberación sexual y la libertad de expresar la condición humana sin limitaciones y ataduras.

Por todo eso y mucho más, queremos pronunciar bien fuerte y claro, hoy más que nunca: ¡Arriba la vida disidente, revoltosa, con alegre indisciplina y con todos los colores del arcoíris!

 


Acá podes escuchar la columna Desmintiendo Teles del primer programa de La mirada de norma: