“En la escena, no hay banda como LOCOS DE NACIMIENTO”

Por Noelia Tegli

 

El próximo 24 de Junio en Palermo Club, el mismo grupo de amigos que hace 13 años decidió (bajo la ‘bendición’ del mítico ‘Korneta’ Suárez) denominar a su banda como “Locos de nacimiento” estará presentando su nuevo material “Locas relaciones”, la clara descripción de su presente.
De fútbol a Freud, tecnologías y música… en Radio La Otra nos dimos el gusto de charlar con su cantante, Sebastián “El Turko” Fiorino.

-Tras 13 años de banda, ¿Locos es una loca relación?

-Sí, Locos es una loca relación, sin lugar a dudas. Nosotros pensamos en este disco de ir en contra de todos los tipos de pensamientos que aborden una linealidad de normalidad en las relaciones o en las formas de amarnos, de conectarnos, de relacionarnos. Pensamos que no existe esa normalidad. Pensamos que esa idea de normalidad muchas veces fue una idea para reprimir la forma de relacionarse.

-Lo normal establecido es hacer diez, doce temas en un disco, ¿Locas relaciones con sólo tres temas busca también cortar esa “tradición”?.

-La propuesta de hacer un EP después de tener tres discos de estudio y una carrera de 13 años va también por el hecho de querer hacer una puesta distinta en la escena, es un material que no va a estar editado físicamente, entonces también queremos empezar a manejar todo lo que es una estrategia por primera vez cien por ciento virtual. También proponerlo desde un nuevo paradigma que es el poderlo entregar al otro sin que me pague por la música. Lo pueden escuchar en Spotify, en todas las plataformas, o yo se lo puedo pasar por whatsapp. Y también lo que tiene es que es un disco rápido, una obra efímera. Los tres temas duran poco más de 12 minutos tienen una identidad de fugaz, fresco, rápido.

-¿Las tres canciones forman parte de un todo, o la selección fue un recorte de otras tantas canciones que estaban dando vueltas en la sala?

-Quisimos romper con la norma que venía haciendo Locos del disco largo, y poder tener una estética que también pudiera colaborar con esta idea de hacer un disco corto. Teníamos diez temas que estaban en diferentes situaciones compositivas. Elegimos cinco, y Piti (Fernández, cantante de Las Pastillas del Abuelo) y con Guito (Daverio, productor del EP), que son los mismos productores de Dudosa Empatía, hicimos como un pre seleccionado y quedaron estos tres. Tenían una linealidad conceptual, estética, y las canciones hablaban un poco de estas relaciones, siempre el otro presente en las letras, y siempre esta mirada de necesitar otro para que nos haga, frente al concepto de otredad.

-¿El factor económico también influyó?

Económicamente obvio, aunque también nos hayan salido caros los tres temas, porque el sonido que conseguimos hacer en este último trabajo es muy superador a los otros que veníamos haciendo. Entonces, si bien son tres temas con un buen nivel de sonido, también la cuestión económica hoy en día influye, cada vez está más caro, y los ingresos de la banda van muy por detrás de esto. Así que el vector económico es también un resultante más de esta interpretación. Hay una mirada económica también en la edición, es muy caro editarlo, y pensamos que esta obra amerita una difusión, un abordaje y una dinámica que se puede dar desde las plataformas virtuales y de lo que te potencia la tecnología.

-¿Spotify mató al disco?

-Sí, Spotify mató al disco. Si vas a hacer un disco, por lo menos el packaging y la propuesta de lo que vas a entregar tiene que ser distinta. Ya no podés entregar la cajita con el librito, tenés que jugártela por algo más, como por ejemplo la idea de los chicos de “Sueño de Pescado”, que era una cajita de madera, pero eso significa otra infraestructura económica un tanto mayor a Locos. O no hacer una edición especial de cien discos y no la tirada de mil de siempre.

-Retomando el concepto de ‘otredad’, muy Freud… Siempre el otro nos completa como personas. Hay dos tipos de otros, el que me refleja lo que yo creo que soy y quiero ser, el que es un espejo, y el otro que no refleja lo que yo quiero y creo ser, y resulta una amenaza, y no me complementa, me destruye.

-El término de otredad se refiere a que el otro que no te hace, también te hace porque en algún punto sos lo que no sos, y el ser lo que no sos delimita tu ser, y hace a tu ser. Es un poco el dilema de la posmodernidad, se fueron burlando aquellas barreras que establecían ciertos cánones para llevar adelante una relación, una orientación sexual, una orientación laboral, ideológica, de formas.
Por eso el público nos hace y no: nos hace, porque en ese público están nuestras parejas, nuestros hijos, nuestros amigos, la gente que viene por nuestra música. Pero también hay un montón de gente que no te hace en lo ideológico y también consumen tu música y el punto de conexión que tenemos es el vínculo de la música y el arte.

-¿Cómo fue el otro, el público en este caso? ¿Lo tomó como ustedes querían ser o no?

-El público lo tomó bárbaro. Dudosa empatía (2015) marca un quiebre, un salto de sonido y calidad. Pienso que es por la aparición de Guito Daverio en nuestro mundo y también de Piti animándose a estar de este lado de la producción. Fue muy bien recibido, lo que sí hizo un poco de ruido fue el tema en inglés, ‘At the beach’, el espanglish generó algún tipo de controversia, pero es un poco de insolencia, que a la hora de escucharlo, te quedas con eso.

-Dijiste en varias oportunidades que la fecha del 24 es LA fecha. ¿Cómo la están preparando?

-La estamos preparando con mucho trabajo, esfuerzo y ganas. Para la gente que nos viene viendo seguido, vamos a tratar de darle una lavada de cara al show, proponiendo otros abordajes escénicos, va a haber electrónica, un segmento electroacústico, mucho juego con la visual y la iluminación. Vamos a repasar nuestra carrera, va a haber como en los últimos shows un formato big band, con trompetas, saxo, teclados, otra viola más.

-Si va una persona que nunca los vio en vivo, ¿cómo la invitarías?

-Si tuviera que invitar a alguien que no fue nunca, va a ver un show de una banda de rock que no se espera, en la escena no hay banda como Locos de nacimiento. Te puede gustar o no, te puede parecer una cagada, te puede encantar, pero estoy seguro que no hay banda como Locos. Así que se va a encontrar con algo distinto, con algo que lo va a sorprender, que le va a causar impacto y con un show que va a tener un abordaje integral donde va a visualizar el trabajo y la esencia.
-¿Cómo se dio el contacto con el Nahuel ‘Patón’ Guzmán (arquero de Tigres de México) y Leandro Grimi (jugador de Racing Club), quienes se sacaron fotos con la gorra de la banda y les enviaron saludos para esta fecha?

-Locos siempre estuvo vinculado con el fútbol, llegan por amigos. Al Patón lo conozco porque soy muy amigo de Mauro ‘Gato’ Formica (delantero de Newell’s Old Boys, de Rosario). Lo conocí en México y pegamos una excelente onda. A partir de eso, uno comienza a entrar en ese circuito y lo conocí a Nahuel, se recontra copó, me llevó a AFA, salió en una conferencia de prensa de Tigres con la gorra de Locos, lo convoca Jorge Sampaoli a la Selección, gorra de Locos; sale genuino de él, no es que se lo pedimos. A Lea Grimi lo conozco también por amigos, y le encanta Locos, cenamos el otro día, solemos vernos, estamos en contacto siempre.
-¿Qué canción de Locos te gustaría fuera de cancha?

-El cantito de cancha, Locas Relaciones, de una. El estribillo pega para cancha.

“El Turko” tiene razón, no hay banda como Locos de nacimiento en la escena, que mezcle rock con electrónica, usen radios intervenidas a tiempo real durante una canción. Mixtura de lenguaje, uso de palabras surrealistas pero no por eso menos lucha contra la desigualdad e injusticias que atravesamos. Conciben al arte con tantas manifestaciones como se les ocurra mostrar sobre un escenario, ¡y qué bien lo hacen!

Tenemos una Cita: Sábado 24 JUNIO en Palermo Club 

Locos de Nacimiento en Palermo Club

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *