Los machitos andan diciendo: “Las mujeres manejan mal”

Por Malena Cake


Hola anómales,

Aquí me encuentro escribiendo estas líneas, siendo ésta la primera entrega de lo que será un espacio de reflexión, para quienes nos hemos cuestionado en más de una oportunidad, el origen de aquellas frases “machistas” que nos ponen los pelos de punta, nos inflan los ovarios o nos rompen los huevos.  Frases PELOTUDAS hay por montones y en ocasiones las dejamos pasar, con el único fin de evitar la confrontación. ¿Por qué? Si sabemos que no tienen fundamentos y que no hacen otra cosa más que denigrar a nosotras: Las mujeres.
Por eso vengo a traerles algunas herramientas para que puedan defenderse y defendernos.

¿De dónde nace ésta frase? No puedo responderles porque debería comenzar por el inicio, no sé si conocen a Adán y Eva… bueno.

Realicé un análisis de investigación y me encontré con un informe realizado por la asociación civil sin fines de lucro Luchemos por la vida, quienes se dedican a la prevención de accidentes de tránsito.

Este informe nos cuenta que las mujeres usamos un 31% más el cinturón de seguridad que los hombres, siendo el primer factor de prevención de muerte en accidentes de tránsito. Por otro lado, pasamos en rojo los semáforos un 48% menos que los hombres y usamos un 41% menos el celular cuando vamos manejando.

 

¿Qué tan mal manejamos entonces?

Adentrándonos en las causas de los siniestros, este informe nos muestra que las causas de los siniestros protagonizados por las mujeres son:

1-  errores en maniobras de giro
2 – Intersecciones
3 – Al circular marcha atrás
4 – Estacionar.

 

En el caso de los hombres son:
1- Sobrepaso inadecuado
2 – Exceso de velocidad
3- Conducir alcoholizado.

Estos datos nos demuestran que ésta frase tiene una construcción pura y exclusivamente machista, seguramente, era algo que muchxs habíamos pensado, pero no contábamos con datos certeros que justifiquen la nulidad de dicha expresión. Ahora es momento de poder salir a deconstruir estos comentarios patriarcales que lo único que hacen es seguir sembrando el odio hacia la mujer, colocandonos en una posición siempre negativa, errónea, débil, inferior. Esa inferioridad que nos hizo nacer de la costilla de Adán o el error que nos llevo a comer el fruto prohibido, somos ante cada comentario machista, esa Eva que aún no ha sido empoderada.   

Desconocemos por completo que estos dichos tan naturalizados nos siguen quitando el derecho a ser reconocidas como ciudadanas, sin ir más lejos o, sí, yendo más lejos, en Arabia Saudita las mujeres tienen terminantemente prohibido conducir ¿Por qué? Porque es uno de los 144 países que en el índice mundial se posicionan en desigualdad de género.  Ser mujer es condición suficiente para no tener derechos.

 

¿Qué ocurre en el mundo del deporte? El deporte y las carreras automovilísticas de fórmula 1 o raly dakar, por nombrar dos de las más conocidas, son un terreno liderado por hombres. Cuando pensamos en Mujeres, solo pensamos en calzas ajustadas y tanga bien diminutas, cuerpos esculturales teniendo carteles con marcas, luciendo ropa deportiva o una sombrilla de algún auspiciante. Ojo, no voy decir que me desagrade, no dejemos que el patriarcado se apropie del deseo o las fantasías, pero es cierto que nuestros cuerpos se han convertido en un objeto de consumo y que no hacen otra cosa que seguir construyendo estereotipos imaginarios de cosificación.
Hubo en la historia del automovilismo, mujeres que han tenido grandes triunfos y fueron poco reconocidas y manteniéndose aún hoy en la invisibilidad, las mujeres en el deporte automovilístico son mucho más que modelos de marcas auspiciantes.

 

Genevré Delphin Mage

Fue ampliamente considerada en el mundo del automovilismo como la primera mujer piloto de carreras, habiendo comenzado su participación en carreras automovilí

sticas de aficionados, en 1899, apenas un año después de haber obtenido su permiso para conducir.
No participó de grandes competiciones, pero cabe destacar que manejó uno de los primeros autos eléctricos.

 

 

María Teresa de Filippis

Fue la primera de 4 mujeres en la historia del automovilismo que compitió en la Fórmula Uno, debutó en la categoría en 1958 . A los 22 años decidió convertirse en piloto de carreras.
“La única vez que me discriminaron por ser mujer, fue cuando comencé en la Fórmula Uno y quise participar en el Gran Premio de Francia, en 1958. El director de carrera me prohibió entrar, argumentando que el único casco que una mujer tenía que llevar era el del peluquero.” Contó.  

 

Michèle Mouton

Es una piloto francesa de rally, ya retirada de la participación. Compitió en el Campeonato Mundial de Rally, donde logró cuatro victorias y nueve podios. Fue subcampeona del mundo en 1982, y resultó quinta en 1983 y octava en 1981, en los tres casos como piloto oficial de la marca alemana Audi. Es considerada la más exitosa y más famosa piloto de rally de todos los tiempos, así como del automovilismo en conjunto.

 

Jutta Kleinschmidt

Es Alemana y ha destacado especialmente por ser la primera mujer que logró la victoria en el Rally París-Dakar. Trabajo para BMW en el departamento de diseño de vehículos.  Era ingeniera física.
En el mundo del automovilismo inició en el rally raid, que son recorridos de paisajes o campos no urbanos. A pesar de que su carrera comenzó en las motos, fue con las cuatro ruedas y en el equipo Mitsubishi donde se alzó con el título de campeona en el Rally más exigente del mundo, en 2001. Se realizó desde París hasta Dakar (senegal).

 

 

Para concluir, podemos decir que hace falta mucho aún por deconstruir, pero permitirnos negar estas afirmaciones socialmente adaptadas y muchas veces aceptadas, cuestionarnos los orígenes y abriendo la mirada a otras perspectivas, nos permitirá seguir avanzando en la conquista de nuestros derechos a ser reconocidas como personas y no como géneros.

¡Hasta la próxima entrega anómales!

 


Acá podes escuchar la columna completa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *