PAMPA YAKUZA: “EL DISCO ES PARA LA PRENSA, LA MÚSICA ES PARA LA GENTE”

Por Noelia Tegli

¿Qué habrá pasado con el flaco algo volado que pensaba que todo podía ser? Los flacos siguen ahí, más vigentes que nunca, ‘aggiornándose’ a los tiempos que corren. Tras 16 años de escenarios, carnavales y varios CDs a cuestas, Pampa Yakuza continúa adaptándose a esta era: decidieron dejar atrás el formato tradicional de disco entero y físico, y así presentar sus nuevas letras sólo por plataformas digitales, lanzando de a una canción por mes. 

Post jornada en Rock en Baradero 2018, charlamos con Hernán Saravia y Luciano Katz, el dúo inseparable de esta banda que aún cree que con la música, todo puede ser…

 

-Vienen sacando un simple por mes, ¿cuántos más quedan?

-Hernán: ¡Muchos más! Vamos a sacar de a poquito para que la gente tenga tiempo de disfrutar lo que estamos contando, pero tenemos garantizado hasta mayo. Y vamos a seguir… A medida que vayamos teniendo, seguiremos editando. Va a ser un 2018 con un gran puñado de canciones, que van a mostrar un poco por dónde andamos.

-La gente de Pampa tomó esta propuesta más que bien…

-Hernán: Realmente espectacular. El puntapié inicial fue “Estaré”, y la cantidad de reproducciones que tuvo nos sorprendió, más de 50mil, uno de los temas virales de Spotify Latinoamérica. Fue un ‘¡Wow! ¿Qué está pasando?’. Y ahí vamos tirando, uno detrás de otro. Enero, con “Cuando se escucha tu voz”, y febrero “Voy”, acompañando un poco la movida del carnaval. Vamos a seguir para adelante con esto, ya tenemos terminados dos ‘Simples’ más, y mientras tanto nos preparamos para seguir haciendo las canciones que tenemos ahí en el tintero.

-¿La gente espera la música, las novedades constantes y no el disco entero como antes?

-Lucho: ¡El disco es para la prensa, la música es para la gente! ¡Sepanlo! Pensá en vos, ¿hace cuánto que no escuchás un disco entero? Me pasa a mí, yo sigo escuchando el disco entero pero de las bandas que me gustan a mí, no de una nueva. El disco entero es una cuestión de mercado. Una canción nueva, la largás para que llegue y la escuche todo el mundo. Sino ¿quién se sienta a escuchar de corrido diez temas del mismo artista? YouTube, reproducción automática, y te va tirando distintos temas de distintos artistas. Esa es la clave, poder llegar a otro público.

Se dio también que Pepe Céspedes (bajista de Bersuit Vergarabat, y productor musical de Pampa Yakuza en discos anteriores) se comunicó con nosotros, nos contó que estaba haciendo esto también con otros artistas, como “Chano”, de sacar ‘Singles’ y no un disco entero. Lo pensamos y dijimos “sí, vamos”, porque teníamos ganas de grabar. Estamos componiendo mucho, se habían ido integrantes, y no quisimos parar, queríamos mostrar cómo está sonando la banda en este momento. Y bueno, los astros se unieron y dijeron que fuéramos para adelante.

-¿Cómo fue esa adaptación a otra metodología de trabajo para una grabación?

-Hernán: No podemos negar los tiempos que corren. La gente de nuestra generación esperaba más el disco, el arte de tapa, abrir el celofán… Hoy la gente no tiene ni tiempo ni ganas de toda esta movida. Quiere enterarse de las novedades, qué tenemos para contarle de Pampa Yakuza  ahora, ya. Quiere inmediatez. Y tenemos un montón de cosas para contarles. Reflexionamos, decidimos no enroscamos con hacer toda una obra, porque un disco también es un balance, son 10/12 canciones con una dinámica que va desde el primer tema hasta el último, hay una estrategia para el oyente. Y, sinceramente hoy por hoy, no está esa paciencia ni el tiempo para sentarse, relajarse, escuchar la propuesta artística completa de un artista.

Entonces ‘ey, paremos la pelota, no nos neguemos a los tiempos que corren, vamos por acá, con una canción por mes’. Me parece que es un poco más efectivo en cuanto a la llegada a la gente. Si después, al final de toda la rueda que hagamos de ‘Singles’, decimos “bueno, compilémoslo en algún formato”, se verá. Pero no estuvo nunca el norte puesto en ese objetivo.

-La adaptación también es económica, porque sacar un disco es muchísima plata que no sé cuánto retribuye o se recupera al menos…

-Lucho: Nace un poco de ahí también. De facilitar el acceso a escuchar música sin necesidad de una obra que salga una fortuna, tanto para el público como para nosotros. O tener que descuidar un poco la calidad para poder llevarlo a lo físico. Por lo menos hacer tema por tema pero con buena calidad y que sea recibida.

-¿La partida de dos integrantes (Adrián Brunetto, guitarra; y Gustavo Vitale, percusión) hizo cambiar el estilo de la banda?

-Hernán: No, no, para nada. Si escuchás a Pampa hoy no traiciona su pasado, ni apunta hacia un lugar que digas “¿Para dónde van estos pibes?”. Hay una coherencia musical y lo que hacemos simplemente es potenciar a los cinco integrantes que tenemos. Hay músicos que están colaborando con nosotros para defender en vivo lo que estamos grabando en el estudio: Martín (Márquez) con el saxo, “Pona” (Ernesto Pona) con la trompeta, y nuestro querido amigo (Martín) “Tincho” Ponce sumando su guitarra. Tratamos de bancar el pasado, de construir el presente, y soñar un futuro con la banda cohesionada y para adelante, siempre.

Lucho: Quizás alguno tuvo que ampliarse un poco, porque antes éramos dos guitarras, y ahora una.

-Vos…

-Lucho: ¡Yo! Sí, y por eso tenés que comenzar a pensar de otra manera. No es fácil reemplazar al ‘Gallego’ (Adrián Brunetto), alguien que hace las cosas bien, talentoso. Pero creo que el ADN de la banda está, los que componemos estamos todos. Hubieron dos momentos claves en Pampa: cuando se fueron los ‘caños’ hace un tiempo, y éste. Seguimos tocando, y no pasa nada porque la música tiene eso, la libertad de que es música. Vos podés seguir haciéndola y que suene de otra manera, o que falten ciertas cosas y reemplazarlas por otras.

-Para este 2018, además de las canciones, ¿qué se trae Pampa?

-Hernán: Así como hace poquito nos fuimos en auto a Necochea a tocar un acústico, nos preparamos para replantearnos un poco el formato de grupo para cada show. Nos iremos acomodando justamente para poder hacerlo. No hace falta quizás que estemos con siete músicos arriba del escenario, sino como esa vez que fuimos cuatro, hicimos unos temas en la playa y garpó. Tal vez, con formato más reducido, pero la idea es abrir un poco más las fronteras del pseudo lugar de confort que la banda tiene que es Capital, o GBA.

-Que vuelvan las giras…

-Hernán: ¿Qué queremos? Llevar nuestra música a donde se pueda y a quien la quiera escuchar. Estamos pensando un poco más en eso, en volver un poco al interior. Es un año muy intenso el que se nos viene. Ojalá todo vaya de buena manera, tocamos el sábado 10 de marzo en Sala Siranush, una sala que es más chica, para 400 personas, y se va a plantear un show distinto, no intimista pero sí para los del riñón, si se quiere. Después en abril haremos “La Reina”, en el Teatro de Flores, que es un formato más grande y distinto, es una fiesta con otro público, que requiere otra propuesta. E iremos surfeando un poco entre esas dos cosas, dos shows distintos: algo un poquito más chiquito y algo con más músicos en escena. Sin perder tampoco la idea esa, que es que la banda quiere salir a tocar y mucho.

-Entonces, la adaptación y las ganas de salir a tocar son las claves de este 2018.

-Lucho: A como sea, y a como se necesite en cada lugar. Si hay que ir con la banda, se va con la banda, si hay que ir dos, iremos dos, si es acústico, es acústico. Pero hacerlo.