Sueño de Pescado: La fuerza de tu voz está encendida.

Por Sebastián Barile

 

Si las buenas (y rockeras) lenguas dicen que Sueño de Pescado es una fiesta, sin dudas, el Malvinas puede confirmarlo.

Porque los días previos se cargaron de ansiedad desbocada en la vida del cardumen.

Porque esa banda de rock que solo cuenta con casi cuatro años de historia se topaba con su carta más ambiciosa y con la excusa perfecta: La presentación oficial de su tercer disco (número que a tantas bandas marcó) "Sangre en tus luces", con menos de un mes de lanzamiento.

Desde la madrugada anterior ya se vivía Sueño de Pescado para aquellos que aceptaron horas de viaje para ver a la banda liderada por Manuel Rodríguez: Buenos Aires, Córdoba y hasta Uruguay como estandartes, fueron ambientando las calles de La Paternal desde temprano y acompañados por un clima inmejorable para la ocasión.

Las puertas abrieron más de dos horas antes para facilitar el ingreso, sobre todo de los pescaditos que fueron por primera vez. Se dejaban ver las banderas ya colgadas que la misma gente hizo ignifugar para que puedan ser parte del show. De a poco y con el correr de los minutos, todo aquel que estaba dentro del estadio sabía y sentía que algo conmovedor estaba por venir.

Minutos antes de las 22, se detonó el carnaval con "Mil pasos", primer corte de difusión. En la platea se dejaban ver un par de demonios inflables señalando el cielo y el infierno, una escenografía detallando la tapa del disco en todo su esplendor con proyectores reflejando el vivo y nombrando cada tema, teniendo en cuenta que todos aquellos que no pudieron estar lo siguieron a través de streaming en You Tube y Facebook Live. Continuaron el inicio "Nube negra", "Fantasmas" y una gran versión mutando "Probaste un buen dolor" dentro de "Dejarlas Sangrar".

Luego de ese comienzo arrasador, Manu le dio la bienvenida a su público: "Esto es increíble, de verdad. Tuvimos un año muy picante en lo personal y como grupo. Nosotros no tocamos rock para estar delante de un montón de gente para que nos aplaudan, la idea es generar un cambio en el concepto que hay en la movida del rock. Lo tenemos que hacer entre todos". Por eso "Para llegar al sol tuve que andar por el subsuelo" cantó Rodríguez en "Estrellas Muertas".

Con el afán de darle espacio a colegas de La Plata, los primeros invitados de la noche fue La Smith para hacer "Barcos Hundidos". "La posta es que cuando hubiera un espacio grande en capital, abrir las puertas al rocanrol autóctono de la ciudad".

También estuvo presente el pedido por Santiago Maldonado dándole pie a "Vuelvo", "Cámara oculta", "Maquinado" y "Paso en falso" que continuaron un set sin respiro para que en
"Stoned", se suba al escenario ‘Cocucha’ de La Vieja Bis para compartir con sus amigos.

Luego llegaría el turno de un ya clásico invitado como lo es ‘Beto’ de Los Pérez García: "Un aplauso grande para uno de los mejores escritores de canciones de la Argentina", para entonar "Mi cielo te dejé". Tema dedicado al hoy ex integrante de la banda, el bajista Martín Marroco, quien días antes fue acusado de acoso sexual por una joven a través de las redes sociales. En su reemplazo estuvo Nicolás Barrientos, músico de Tallando el Elefante.

"Revancha",con el ‘GatoLuengo de Gol, fue el tema elegido para, luego de una hora, dar pie al intervalo reponedor de todo show masivo luego de tantas emociones arriba y abajo del escenario.

Otro punto fuerte de la velada fue cuando ‘El Guachi’ Calabró, ‘Lucho’ Manso y Agustín Bragoni desplegaron una bandera que pedía Libertad a Patricio Fontanet, generando la complicidad de todo el Malvinas. Ya con Vera en brazos, Manu anticipó "Ojos ventanal", tema que le escribió a su hija a la distancia y en un momento difícil de su vida.

Siguió "La espera" y luego se hizo el espacio para anunciar las próximas fechas del año: 18 de noviembre en Córdoba y el 9 de diciembre, de locales, en el Atenas de La Plata.

Continuaron con "Sueño por sueño", seguido de "Ladran Sancho" con Perros de Presa y el ´Buffo´de invitados. Fue entonces cuando se abrió el campo en forma circular emulando a los viejos tiempos de nuestro rock. Era el turno de "La primera canción de Sueño de Pescado", y así sonó "Buscan", a la que le siguieron "Sombras", "Carcelero" (con la participación de Ale Kurz de El Bordo), "Pude" y el himno de "Los años ligeros", que dejaban entrever que el final del show asomaba.

Para los bises del final subieron a las tablas Manuel y Fermín López de Escalopez, menores de 16 años con un enorme futuro, para hacer "Venganza Primavera". Llego "Sangre en tus luces" para completar con el décimo primer tema, el nuevo disco. "No hay forma de agradecer tanto amor, somos 50 personas laburando acá. Gracias por esta noche inolvidable. Sueño de Pescado desde lo más profundo de su corazón y con los pies en la Tierra", agradecía el cantante durante "Rock sin vuelo". Y como siempre, el show lo cierra ese tema dedicado a todos aquellos que ya no están: "Todo se va".

Bajo una lluvia de papelitos y emociones por doquier, se detonó en todo el barrio el carnaval, ese carnaval que todos los pescados fueron a buscar.

Sueño de Pescado ya no es una banda más o como la gente que no curte este circuito denomina "bandita", Sueño de Pescado es una realidad de nuestro Rock Nacional que no deja de sorprender ante cada apuesta, ya sea en el vivo o en la importancia y el respeto para con el material discográfico, estética y musicalmente. Esta banda platense es el claro reflejo de un equipo de trabajo que tiene a la autogestión, independencia y familia como bandera.

 

Ph. Diego Cuffaro