Tu viajecito me mata, pero tu vuelta me hace feliz: CIELO RAZZO en MUSEUM

Por NOELIA TEGLI

 

La gran previa en la esquina de Perú y Venezuela es un dejavú de lo que será la noche: reencuentros de amigos, seguidores de todos lados diciendo ´Presente´, las latas de cerveza de mano en mano y mucho, pero mucho rocanrol. “De acá, del pecho, al centro del mundo” o de Rosario a Museum, el boliche de San Telmo que recibiría por primera vez a Cielo Razzo, esa banda del interior que juega de local en cualquier cancha.

 

21.40, las camperas ya guardadas, los primeros mangos gastados en la barra, la ansiedad de siempre, pero para la sorpresa de todos, con las luces y los primeros acordes de Cableluz, la banda liderada por Pablo Pino sale al escenario. “¡Buenas noches, Buenos Aires!”, el típico saludo de un ‘Polilla’ al que ya no es raro verlo con grandes anteojos cuadrados entre su tupida barba.

Obtuso es uno de los nueve temas del último trabajo, “Tierra nueva” que sonarían en la noche. Las luces se centran en ‘Chelo’ Vizzarri y su teclado, y tras unos minutos de melodías, nos adelanta que Cuenta será el tercer tema, y que habría un repaso por todos los discos de la banda. “Si dejamos los días correr, algunos años quizás, verás que todo será mejor –decías- y tenías razón…” Casi 25 años de ruta, el tiempo lo afirmó, tenían razón.

La banqueta-trono de la batería estaría a cargo de tres muchachos, ya que el incomparable Javier Robledo sufrió un accidente doméstico que lo dejó fuera de la gira por el norte y de sus siguientes shows. Agustín Romanelli, de “Malman”, es el elegido para reemplazarlo en la mayoría del recital, aunque ahora, en Cochico, Rafa (el iluminador de los rosarinos) toma la posta. Luego, hará lo propio Federico Delfino, “El gallo rojo”.

Los Razzeros vinieron con ganas de poguear, y parece que ‘Narvy’, el bajista, con ganas de bailar: hoy el alma no duele. Por eso, en Caminando, Disfraz e incluso Alcalina, no dudan en armar más de una ronda y meta salto-empujón para todos lados. Deberían guardar energía, porque desde el tema 10 en adelante se viene la posta…

Durante la semana, desde la fan page de la banda, el público había elegido dos canciones que no podían faltar en Museum, y las ganadoras fueron Tu fricción y Algen, que, sumadas a Televicio, Santos y Barek, harán el combo que celebra los 10 años de la salida de Grietas, el cuarto disco de estudio de Cielo y el que los llevó al mítico Luna Park, lugar al que ‘Pino’ ya nos había anticipado que está convencido de poder volver. “Que dios quiera siempre este regreso…”

¿Algunos minutos para comprar una birra? No, bancá un poco, andá en Tus Pasos. La Roca, los saltos de ‘Nano’ Aime y el revoleo de pelos del ‘Pájaro’ Almirón te obligan a hacer temblar la planta baja y los dos balcones superiores de Museum. Preparate para los moretones de mañana porque las rondas cada vez son más grandes… “No sabía que se iba a poner como AC/DC loco, gracias, aguante”, dice Pablo y enseguida se comienza a corear el típico “ooohhhhh, oooohhh” de Alma en tregua.

Cielo Razzo no es una banda con una postura política expuesta, sin embargo, en cada oportunidad dejan bien claro lo que piensan, y hoy no va a ser la excepción. Barón y luego Madre Poder no es una casualidad, sino una muestra de desacuerdo con este gobierno, el polémico 2×1 y las medidas antidemocráticas.

Ahora sí, llegaría el ‘parate’ para que los músicos vuelvan al camarín a satisfacer necesidades (según Pino), y el resto comprar algo, sacarse esmalte violeta de las zapatillas (ya que al parecer se abrió un neceser femenino), saludar a los amigos que estaban en la otra punta o simplemente, bajar un cambio porque adentro es una noche de pleno diciembre. Ante el clima cálido, Pablo y el ‘Pájaro’ vuelven al escenario con guitarra y ukelele para hacer una versión acústica de Esquina. ¡Mujeres, a los hombros, es el momento!

Con plantel completo, Perros nos recuerda el primer disco de los rosarinos, “Buenas”, y anticipa que se está llegando al final (o al menos, para la lista pactada). El pop Ventana es el último de “Tierra nueva”, y sí, se vienen los clásicos con menú a la carta y todo.

Los cartuchos se renuevan para una increíble versión de Estrella, con Luna se arma la ronda más grande de la noche y se resiste la cruda verdad. “Ese hoyo tendrá que esperar”, claro que sí. Nunca, pero nunca, va a faltar el grito de “Puta, Pablo”, y para la sorpresa de todos, los deseos son órdenes. “¡Puta, que arde este fuego en la piel!”

Luminoso es el tema 27 de la lista, el último según lo escrito, dos horas intensas, y despedida que no es (por suerte). “¡Gracias culiados por esta noche!”, se despide el cordobés ‘Agus’ tras hacer menos sentida la ausencia de ‘Javi’, y con el ‘Gallo rojo’ a cargo de los palillos otra vez, y un fuerte y sincero pedido de “Una más y no…” del repleto Museum (donde alguna vez Soda Stereo había anunciado su regreso, y los Cielo lo recordaron), el final será, como de costumbre, con Sin salida.

¿Alguien más se manchó con esmalte violeta las zapatillas? Ya fue, total en la hoguera todo se quema, y la noche del sábado quedará como un recuerdo imborrable, en serio. Rosarinos, ¡”Muestren la poronga” para los 25 -como nos dijo Pablo-, que el Luna lo llenamos todos!

 

Ph: DIEGO CUFFARO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *